¿Cómo limpiar el horno eléctrico?

Hay muchas personas que optan por tener un horno eléctrico en su cocina como complemento, y la verdad es que es una buena idea. Nos permite hacer varias recetas y calentar alimentos sin tener que encender el horno grande, y también puede ser ideal para viviendas en las que no disponemos de uno.

El único pero que le podemos poner a un aparato de este tipo es que lo normal es que chorreen restos de comida al cocinar, las salsas burbujean y los jugos salpiquen en el interior. Todo lo anterior unido a las altas temperaturas puede provocar que se generen restos bastante difíciles de limpiar.

Si te estás planteando todo esto, no tienes de qué preocuparte, porque en este artículo vamos a ver en detalle cómo tenemos que limpiar nuestro horno eléctrico y algunos trucos que nos harán la vida más fácil.

¿Cómo limpiar un horno eléctrico con resistencias?

Antes de continuar con los pasos que debemos seguir para limpiar nuestro horno eléctrico, ten siempre en cuenta las recomendaciones del fabricante.

Por supuesto cuida de no quemarte, porque algunos de los métodos que vamos a ver si hacen en caliente para facilitar la limpieza, y siempre mantén la estancia ventilada para evitar intoxicaciones. Por supuesto no mojes cables o resistencias.

Como hemos comentado, lo ideal es que sigas estas instrucciones después de cocinar, para aprovechar el calor residual y así quitar los restos de forma más sencilla. En ningún caso hagas uso de objetos punzantes como cuchillos o espátulas porque puedes estropear el horno.

  1. Antes de nada desenchufa el horno y comprueba bien que no esté encendido.
  2. Espera que se enfríe un poco, lo suficiente como para poder tocar dentro, pero sin que llegue a estar frío del todo porque si no te va a costar mucho más limpiar.
  3. Prepara algún recipiente con agua tibia y detergente en el que puedas meter las rejillas y dejarlas en remojo. Con unos 30 minutos sumergidas debería de ser suficiente, ahora ya solo tendrás que pasar una esponja, trapo o similar para quitar la suciedad.
  4. También puedes utilizar alguno de los productos químicos que hay para limpiar hornos en el mercado, suelen ser muy efectivos, pero ten cuidado de tener todo bien ventilado y no dejar restos que puedan intoxicar posteriormente los alimentos durante el cocinado.
  5. Otra opción si no quieres hacer uso de estos productos es por ejemplo que mezcles 3 partes de agua, una de vinagre y el zumo de dos limones, moja un estropajo en esa mezcla y frota en la suciedad, después retira todo con un paño húmedo y verás como también sale muy bien todo lo que hay incrustado además de dejar un buen olor.

¿Cómo limpiar un horno eléctrico si está muy sucio?

Hay veces que la suciedad se ha agarrado demasiado al horno eléctrico y nos resulta muy complicado limpiarlo, incluso con los métodos que hemos visto anteriormente, si te encuentras en ese caso, te recomendamos que uses el bicarbonato de sodio.

  1. Antes de nada como sabes, hay que intentar que la grasa adherida en las paredes y el suelo se suelte un poco, por eso para empezar tenemos que poner el zumo de 2 limones en una cacerola y precalentar el horno a 200 grados.
  2. A continuación ponemos la cacerola para que hierva un poco el zumo durante unos 15 minutos. El vapor que va a soltar hará que sea más fácil la posterior limpieza.
  3. Ahora pon una cucharada de agua en media taza de bicarbonato y mezcla hasta conseguir una pasta. Frotala por todas las partes donde haya suciedad usando una esponja y déjala reposar unos 20 minutos.
  4. Ya solo hay que mojar un paño con agua e ir retirando todo.

¿Cómo limpiar un horno eléctrico si se ha quemado?

Algunas veces ya sea por no haber tenido una buena limpieza, o simplemente por descuidos, el horno se termina quemando por dentro, y es cuando más difícil resulta limpiarlo.

Si te ocurre esto sigue estos pasos:

  1. Usa la mezcla de la que hablábamos en el apartado anterior (1 cucharada de agua en media taza de bicarbonato), pero esta vez añadiendo también un par de cucharadas de vinagre a la mezcla.
  2. Aplica esta pasta en las partes quemadas del horno eléctrico y deja que actúe durante unas 12 horas.
  3. Para limpiar esa pasta usa una mezcla de 250 gramos de sal y 1 litro de agua hirviendo. Usa un paño para esparcir esta mezcla y limpiar la pasta. Al finalizar aplica un poco de agua limpia y seguro que queda como nuevo.

Deja un comentario