Limpiar acero inoxidable

El acero inoxidable es uno de los materiales más habituales en las cocinas actuales. Sin embargo, es tan estético y de diseño como delicado. Es por este motivo que, si queremos mantener siempre sus condiciones iniciales debemos saber cómo hacerlo. Para empezar, es importante seleccionar productos adecuados para limpiar el acero inoxidable.

Hay otros productos que son caseros o no específicos para el acero inoxidable pero sí son muy útiles y recomendables en el caso que el acero inoxidable tenga alguna ralladura. Entre estos productos podemos optar entre cera especializada, vinagre o zumo de limón o bien aceite de oliva. Aunque es cierto que estos productos nos ayudarían, siempre es mejor que los utensilios se mantengan en buen estado. Para prevenir los posibles defectos en ellos hay varias recomendaciones:

  • Lavar el acero a menudo para prevenir posibles manchas permanentes i para mantener el brillo del material.
  • Lavar la superficie con movimientos circulares.
  • Enjuagar bien la superficie de acero inoxidable con agua.
  • Secarla los utensilios para evitar las marcas que puedan dejar los minerales del agua.

Si a pesar de todo, llega el punto en que hay manchas, también será necesario que sepamos qué hacer porque sino podemos dañar seriamente la superficie de los electrodomésticos. En el caso que las manchas sean huellas dactilares o de agua, se eliminaran fácilmente con limpiacristales aplicado con un tapo de microfibra.

Al terminar de limpiarlo, lo enjuagaremos y los secaremos bien. Cuando las manchas son de alimentos o líquidos lo adecuado es usar limpiador en gel o limpiador de acero inoxidable aplicados con una esponja. Para las zonas de difícil acceso de los utensilios podemos utilizar un cepillo de dientes que no se use.

Finalmente, cuando la mancha sea muy difícil de quitar, utilizaremos bicarbonato de sodio mezclado con una pequeña cantidad de agua. Esa mezcla espesa aplicada durante media hora encima de la zona manchada eliminará la mancha. Retiraremos la mezcla con una bayeta húmeda y volveremos a enjuagar el acero inoxidable; después de secarlo bien quedará limpio y sin marcas.


Escribir un Comentario


1 + 3 =

Solac lanza un centro de planchado sin calderín Por qué comprar una licuadora