Las freidoras sin aceite han revolucionado el mercado por la forma de cocinar los productos, rápida, segura y sencilla. Una forma saludable de cocinar tus platos. ¿Pero, merece la pena?